El acusado diagnosticaba y prescribía tratamientos a pesar de carecer de la titulación oficial de dentista requerida para ello.

 

Según informa el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV), el Juzgado de lo Penal 18 de Valencia ha condenado a siete meses de cárcel e inhabilitación profesional de un año por un delito de intrusismo profesional a un técnico superior en higiene dental que realizaba funciones propias de un dentista en una clínica dental de Alaquàs (Valencia).

Tal y como aparece recogido en la sentencia, el acusado atendía a pacientes en la clínica dental sin la presencia de un dentista, donde también valoraba radiografías, diagnosticaba y prescribía tratamientos sin tener la titulación oficial de dentista requerida para ello, hechos que fueron denunciados por el ICOEV.

Ahora, la jueza considera probado que el acusado sobrepasó las funciones que la Ley reconoce a los técnicos superiores en higiene bucodental y que vienen claramente recogidas en el Real Decreto 1594/1994. Por ello, afirma que es responsable de un delito de intrusismo profesional y le condena a una pena de siete meses de prisión. La condena también recoge una inhabilitación para ejercer la profesión de higienista durante un año dada la gravedad de los hechos. La sentencia es firme.

Por la seguridad de los pacientes

La presidenta del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia, Patricia Valls, considera que «el intrusismo es un serio problema social ya que compromete la seguridad de los pacientes». Valls recuerda que las funciones de los higienistas vienen recogidas en la normativa vigente en la que se especifica claramente para qué funciones está autorizado un técnico en higiene bucodental.

Por su parte, el presidente del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro, felicita al ICOEV por las acciones legales llevadas a cabo. Además, solicita a las autoridades competentes que endurezcan las penas contra los delitos de intrusismo profesional para hacerlas verdaderamente disuasorias.

Asimismo, pide prudencia a los ciudadanos a la hora de elegir dentista y de someterse a cualquier tratamiento. «Ante cualquier duda, pueden ponerse en contacto con el colegio oficial de dentistas de su provincia para que le indiquen si el profesional al que van a acudir está colegiado y, por tanto, tiene la formación necesaria para atenderles correctamente», dice.

Fuente: http://ow.ly/tetH30qo0o3