«Los cepillos de dientes duros limpian mejor» y otros mitos sobre higiene que hay que desterrar ya
Los cepillos de cerdas duras limpian los dientes mejor
Solemos pensar que si nos cepillamos los dientes de forma más enérgica lograremos eliminar mejor los restos de comida y las bacterias, y dejarlos más limpios y relucientes. Y qué mejor para conseguirlo que uno de esos cepillos con las cerdas duras, perfectas para arrastrar la suciedad, ¿no? Pues no, es una concepción errónea. Aunque varias marcas siguen fabricándolos, los dentistas recomiendan utilizar cepillos de dientes con cerdas suaves porque no agreden las encías y limpian bien la boca. A las personas con problemas de esmalte o dientes sensibles se les aconseja usar cepillos «extrasuaves».